Cómo cortar la lechuga

El motivo por el cual nos han enseñado a cortar la lechuga con las manos, es que el corte de las hojas de lechuga hecho con un cuchillo provoca una mayor oxidación del vegetal, que colabora en la pérdida de propiedades nutritivas y de sabor.

En el mercado hay utensilios especiales para cortar la lechuga (cuchillo de plástico), aunque no lo usamos mucho y ahora se suman tijeras de plástico de las que no conocemos su efectividad en el corte.

Estos utensilios pueden ir bien si tienes que presentar una ensalada bonita y al cortarla con las manos no logras este efecto.