Lechuga: los errores que la estropean

Mezclando la lechuga con cuatro cosas más y aliñando bien, tenemos una ensalada, el mejor plato para comer sano -si no le añadimos demasiados condimentos con grasas-. Y es que la lechuga es una hortaliza con muy pocas calorías: sólo 16 por cada 100 gramos, su gran contenido, hasta el 95%, es agua. Además, es rica en fibra y en vitaminas antioxidantes como la A, C y E; y contiene vitaminas del grupo B y Vitamina K.

Esas son algunas de sus beneficios, pero lo cierto es que muchas veces no la usamos como deberíamos. No la limpiamos bien, la dejamos en la nevera de cualquier manera y se nos estropea en dos días, o nos aburrimos de tomarla porque siempre la preparamos igual. Si quieres evitar los errores más habituales que cometes en casa con la lechuga, toma nota.